Cultural


Nos cuenta la Historia de Grecia que Berea era una ciudad de la antigua Grecia, a unos kilómetros de Atenas, ciudad de los grandes filósofos como Sócrates y Platón. Entre ambas ciudades había, por supuesto, diferencias abismales en el ámbito intelectual, político y cultural; sin embargo, la Berea que también se encuentra en la Biblia descrita como una ciudad, resalta por la sencillez y humildad de sus habitantes. A diferencia de la arrogancia ateniense, la humildad de los bereanos conquistó el corazón de muchos hombres y, en algún momento de la Historia, Berea pretendió ser lo que no era: Atenas.

 

La mente de los bereanos no estaba estrechada por el prejuicio. Estaban dispuestos a investigar la verdad que se asomaba a sus puertas, fuera esta religiosa, filosófica o política. En cualquier caso, los bereanos estudiaban los documentos antiguos, no por curiosidad, sino para aprender lo que se había escrito concerniente, por ejemplo, al Mesías prometido. Investigaban diariamente los relatos inspirados; y al comparar escritura con escritura, se dieron cuenta que también tenían capacidad e intelecto como para competir con Atenas.

Pero la Berea a la que hacemos referencia, también se distancia en el tiempo de la Atenas culta y filosófica. Mientras la primera está en todo su apogeo mucho antes de Cristo, incluso antes de Alejandro Magno, la segunda se ubica en los primeros años de la era cristiana. La primera, a principios de nuestra era, sólo tenía el legado histórico de los genios que consagraron al mundo su manera de concebir el universo, la segunda apuntaba a recibir una forma de doctrina desconocida hasta esos días: el cristianismo.

 

De ahí proviene el nombre que da origen, en Guadalajara, a un espacio destinado a promover la cultura denominado CASA CULTURAL BEREA. El acabo del inmueble es cien por ciento contemporáneo: el aloku bond color gris mate, contrastando con el cristal color azul, aunado a sus terminados de acero, lo convierten en un edificio hermoso, contemporáneo y, lo más interesante, óptimo para la promoción de la cultural. Sin duda alguna, 628 metros cuadrados serán un punto de referencia para la cultura en Guadalajara por ser el único edificio inteligencia en la ciudad.

En sus 4 niveles, el edificio está pensado en la creación de un espacio verdaderamente óptimo, en donde el lector o visitante tenga a la mano los libros, revistas, diarios locales, nacionales e internacionales más importantes, así como la oportunidad de disfrutar de la lectura mientras saborea una de las riquísimas bebidas que en la cafetería se preparan. El sótano es el espacio ideal para la charla, la tertulia,la reflexion y lectura