Contribucion Civica

La labor humana que ha venido realizando el hermano Samuel Joaquín Flores, debería de ser alabada por propios y ajenos; sin embargo, ha sido ignorada y, aún, omitida en el consenso de los reconocimientos a las personas singulares.

Una de las acciones ignoradas es la cultura cívica de la comunidad. El maestro Samuel Joaquín ha planeando y organizando eventos encaminados a fomentar los valores nacionales, el respeto a los símbolos patrios y el conocimiento de la historia de México.

En la colonia Hermosa Provincia, bajo sus auspicios, se erigió un busto a la memoria del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, y para conmemorar las fiestas patrias que promueve el tradicional grito de Independencia el 15 de septiembre, en tanto que el 16 del mismo mes conmina a la Comunidad Escolar a participar en un magno desfile que concluye con numerosos carros alegóricos relacionados con la gesta independista.

El hermano Samuel Joaquín Flores ha promovido y proporcionado ayuda humanitaria consistente en víveres, ropa, medicamentos, atención médica y la donación de ambulancias. En numerosas ocasiones, él personalmente, ha acudido a las zonas afectadas para hacerles llegar la mencionada ayuda. Así, atendió en Acapulco, Guerrero, y en Oaxaca, a los lesionados por los daños del paso del Huracán Paulina, en octubre de 1997.

Anteriormente, la población de Congregación Anáhuac, en Veracruz, fue azotada por una inundación debida al desbordamiento del Río Pánuco, en 1984. El hermano Samuel no escatimó recursos y envió el apoyo a los hermanos de la región. En 1984 envió ayuda humanitaria a los habitantes de San Juan Ixhuatepec, en el Estado de México, que habían resultado lesionados en la tragedia ocurrida a consecuencia de la explosión de una estación de PEMEX en Noviembre de ese año; de la misma manera realizó acciones de apoyo con los damnificados del sismo de 1985 en la capital del país.

Igualmente ha apoyado a la comunidad internacional, enviando este tipo de ayuda a los damnificados por los fenómenos naturales. A Colombia, lesionada visiblemente por la erupción volcánica, hizo llegar ropa, calzado, alimentos no perecederos y medicamentos. De igual manera envió ayuda a las colonias Hermosa Provincia de Medellín y Urabá, para socorrer y aliviar las necesidades de los damnificados por el sismo ocurrido el 18 de Octubre de 1992.